Cómo aprovechar el verano en la oficina

Y por fin llega el verano, los meses más deseados para la mayoría de trabajadores en oficinas. Despachos que se quedan vacíos progresivamente, listas de tareas en espera que se acumulan y teléfonos sonando sin recibir contestación… pero no todo el mundo elige disfrutar de las vacaciones en los típicos meses de verano como julio y agosto, por lo que vamos a descubrir cómo aprovechar del verano en la oficina para ayudarnos a pasar estos días de calor y agobio de la mejor manera posible.

Por lo general, el verano son días de menor actividad laboral comparado con el resto del año, donde la mayoría de clientes y proveedores posiblemente estén de vacaciones por lo que el nivel de trabajo se reduce, las prisas desaparecen, las tensiones entre compañeros también, mejorando nuestro humor y nuestra actitud en el puesto de trabajo. Te concentras mejor sin ruidos a tu alrededor y la sensación de cansancio será mucho menor. Es el momento ideal para innovar, pensar en nuevos proyectos o desarrollar otros ya en marcha que has dejado de lado por falta de tiempo.

Aprovechar el verano en la oficina

Las ventajas de trabajar en verano.

Trabajar en verano en la oficina y posponer las vacaciones a otros meses menos frecuentes tiene muchas ventajas. Te enumeramos alguna de estas ventajas:

  1. Permite olvidarte de la monotonía de la oficina, intimando más con los compañeros de trabajo en tu misma situación, disfrutando de momentos como el descanso del almuerzo o el café.
  2. Es un buen momento de hacer limpieza y ordenar el puesto de trabajo. Limpiar archivos acumulados y programas que ya no usas en el ordenador, o archivar esos expedientes que se amontonan en el cajón de la mesa de trabajo.
  3. Disponer de más tiempo te permite ponerte al día leyendo todos esos post y emails guardados a la espera de ser leídos en algún momento.
  4. Actualizar el blog o la página web, limpiar la agenda de contactos y clientes, organiza archivos… no son cosas urgentes pero sí necesarias, y el resto del año siempre nos surge algo prioritario.
  5. Busca recursos e ideas para mejorar, herramientas online, elementos a los que puedas dar un uso y faciliten el trabajo durante el resto del año.
  6. Aprovecha para terminar todas esas pequeñas tareas pendientes que tienes guardadas y que nunca encuentras tiempo para darles carpetazo.
  7. Amplía tus conocimientos, hay muchos cursos gratuitos, de todas las áreas y niveles. Siempre es buena ocasión para ponerse al día y actualizarse.
  8. Puedes reubicar el mobiliario de oficina intentando optimizar el espacio de trabajo, aprovechando que hay menos gente en la oficina. Es la época ideal tal y como comentamos en el post “Renovar la oficina en verano.

Como puedes ver, existen un montón de ideas que puedes hacer para aprovechar el verano en la oficina y que pueden hacer mejorar tu productividad a la vez.