Ergonomía en la silla de laboratorio

Ergonomía en la silla de laboratorio

Sentarse correctamente en la silla de laboratorio

¿Ergonomía en la silla de laboratorio?, el laboratorio es el lugar de trabajo del progreso y de la innovación. Los responsables de los laboratorios actuales cada vez se centran más en la ergonomía en lo relativo a la elección de las sillas de laboratorio, un argumento de futuro esencial a la hora de equipar los puestos de trabajo. La ergonomía en las sillas de laboratorio ayuda a proteger la salud de los trabajadores y optimiza los resultados de trabajo al retardar la aparición del cansancio consiguiendo reducir las bajas por enfermedad causadas por malas posturas.

¿En que consiste la ergonomía en la silla de laboratorio?

Las personas no estamos hechas para permanecer sentados de forma estática durante mucho tiempo, por lo que no podemos afirmar que exista una forma de sentarse adecuada y sana. Este es un malentendido muy extendido. Al contrario, solo el movimiento constante y la modificación permanente de la posición sobre la silla alivian el cuerpo de forma duradera. La mejor postura es siempre la que se va a adoptar a continuación. Además de esta regla básica existen otras directrices relativas a la ergonomía en el lugar de trabajo. Por ejemplo, todos los ángulos de las flexiones corporales tanto en piernas y brazos deberían ser siempre de al menos 90°. Entonces, ¿qué características debe tener una silla de laboratorio óptima y que fomente la ergonomía?

Requisitos que debe cumplir una silla de laboratorio

El laboratorio es un espacio de trabajo con unas necesidades y exigencias específicas, que influyen también en lo relativo a la ergonomía del lugar de trabajo. No obstante, suele resultar difícil ofrecer al cuerpo el alivio necesario con un movimiento adecuado. La mayoría de las personas que trabajan en los laboratorios ven cómo su día a día en el trabajo se ve plagado de movimientos que se repiten continuamente y de una postura corporal estática, como la posición típica del laboratorio de estar inclinado hacia delante. A este respecto es imprescindible contar con una silla de laboratorio que esté especializada justamente en esas exigencias. Para aliviar lo máximo posible el cuerpo y garantizar el soporte necesario, la silla debe cumplir unas condiciones determinadas.

¿Cual es la silla ideal para el laboratorio?

Una silla de laboratorio solo puede garantizar el estar sentado de forma ergonómica si acompaña de forma eficaz los movimientos de su usuario. Para ello, el respaldo debería mantener en todo momento el contacto con el tronco y cumplir las normas sobre los ángulos corporales. Además, una solución de asiento para el laboratorio debería aportar máxima flexibilidad, tanto con respecto a la altura y la inclinación del asiento como a los posibles reposabrazos existentes. Por supuesto, además de satisfacer la necesidad de tener un asiento lo más sano posible, una silla de laboratorio debería ser adecuada para las diversas estaciones de trabajo específicas del laboratorio. Debería garantizar en todo momento la máxima libertad de movimientos y dejar acceso a un amplio espacio. Ya sea una silla, un taburete o un apoyo para estar de pie en el laboratorio, las características ergonómicas solo ayudan a cuidar la salud si realmente se usan. En muchos laboratorios existe una elevada fluctuación de empleados. A menudo son varias las personas que utilizan las sillas del laboratorio o bien se desplazan por diversos sectores y departamentos. Justamente por esa razón es necesario que la silla sea fácil de regular y autoexplicativa.

Taburete Labsit

Silla y taburete de laboratorio Labsit

En Ofival apostamos por el mobiliario de laboratorio ergonómico y ofrecemos como propuesta de equipamiento la silla de laboratorio Labsit de Bimos, certificada para laboratorio, desinfectable y resistentes a los productos químicos.

Diseñada con base giratoria de poliamida de 5 brazos con ruedas y con la carcasa del asiento fabricado de poliamida con función 3D-Flex, una innovadora función en el respaldo y el borde delantero del asiento de la silla que sustituye a las operaciones de reglaje complicadas, a la vez que garantiza una funcionalidad ergonómica óptima para los usuarios de laboratorio. La silla Labsit se encuentra disponible en varios colores y el asiento se puede tapizar en distintos tejidos según las exigencias del puesto de trabajo.

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Responsable: Ofival S.L. Finalidad: Envío de newsletter y promociones. Legitimación: Tu consentimiento expreso. Destinatario: Marketing Mailchimp y Google. Derechos: Acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos enviándonos un email.