Mantenimiento de las sillas de oficina

Realizar un buen mantenimiento de las sillas de oficina es la forma más inteligente de preservar la funcionalidad y la longevidad de la inversión, alargando la vida útil las mismas. De la misma manera, las condiciones de la silla serán óptimas para realizar su función, por lo que el usuario se sentirá cómodo durante la totalidad de la jornada de trabajo.

Las sillas de oficina, especialmente las sillas operativas que están destinadas a soportar largas jornadas de trabajo, sufren un estrés y un desgaste propio de su uso. Dependiendo de la calidad de la silla, podemos encontrarnos en dos situaciones:

  • Cuando esto ocurre en sillas de oficina económicas, los desgastes y desperfectos suelen aparecer antes y por norma general su reparación no suele ser rentable en comparación con el coste de la propia silla, por lo que la solución es realizar una nueva inversión en otra silla nueva.
  • Cuando el desgaste se produce en una silla de oficina profesional y de calidad, la resistencia de los materiales es mayor, por lo que los problemas suelen surgir más tarde. Disponer de piezas de recambio originales permite reemplazar únicamente la pieza afectada, sin necesidad de realizar una gran inversión de nuevo.

La mayoría de nuestros partners de sillería de oficina como Herman Miller, Wilkhahn o Interstuhl, incluyen en sus catálogos referencias de piezas de recambio originales para poder realizar el mantenimiento de la silla de oficina con garantías.

reparación de pistones de gas para sillas de oficina

¿Como mantener perfectamente mi silla de oficina?

  • Retapizar las zonas desgastadas de las sillas de oficina, incorporando un nuevo tejido. Esta opción permite seleccionar un acabado diferente al original con la intención de modernizarse o de adaptarse a la imagen de marca de la empresa.
  • Cambiar las ruedas de las sillas cuando por el desgaste y uso ya no funcionan correctamente. Debemos tener en cuenta que existen dos tipos de ruedas: para suelos blandos o moquetas y para suelos duros. En caso de haber realizado una reforma en la oficina y haber sustituido el tipo de suelo, deberemos adaptar nuestra silla a ese nuevo material, para que la silla ruede correctamente.
  • Sustituir los pistones de gas en mal estado, elemento de la silla, que por el uso y el tiempo puede perder sus propiedades de resistencia necesitando ser sustituido.

En definitiva se trata de realizar todas aquellas pequeñas acciones que estén en nuestra mano, para que la silla de nuestra oficina funcione a la perfección.

Nuestro servicio de mantenimiento de mobiliario de oficina está disponible para productos de las firmas que representamos, como Herman Miller, Wilkhahn, Interstuhl, Inclass, Andreu World