Mantenimiento de las sillas de oficina


La importancia de realizar un buen mantenimiento de las sillas de oficina

Es importante realizar un buen mantenimiento de las sillas de oficina ya que así preservaremos su funcionalidad y aumentaremos su longevidad. Una buena silla de oficina es una inversión, y maximizar su durabilidad es nuestro objetivo. El mantenimiento de la silla de oficina hará que las condiciones de la silla serán óptimas para realizar su función, por lo que el usuario obtendrá mayor confort durante la totalidad de la jornada de trabajo.

Las sillas de oficina, especialmente las sillas operativas que están destinadas para realizar largas jornadas de trabajo, sufren un estrés y un desgaste propio de su uso.

Dependiendo de la calidad de la silla de oficina, podemos encontrarnos en dos situaciones:

Desgaste de una silla de oficina de bajo coste

Cuando el deterioro ocurre en sillas de oficina de bajo coste, los desgastes y desperfectos suelen aparecer con anterioridad y como norma general, su reparación no suele ser rentable en comparación con el coste de la propia silla, por lo que la solución es realizar una nueva inversión en una nueva silla de oficina.

Desgaste de una silla de oficina profesional

Cuando el desgaste se produce en una silla de oficina profesional o de calidad, la resistencia de los materiales es mucho mayor, por lo que el desgaste suele surgir mucho más tarde. Nuestra experiencia nos dice que este tipo de silla de oficina empieza a sufrir algún tipo de desgaste a los 8-10 años aproximadamente de vida útil. Este tipo de sillas de oficina profesional, dispone de piezas de recambio originales que permite reemplazar únicamente la pieza afectada, sin necesidad de realizar una gran inversión. Como si de un coche se tratase, realizar el mantenimiento permitirá alargar la inversión inicial realizada en la silla de oficina adquirida en su día.

La mayoría de nuestros socios o partners de sillas de oficina son los principales y más relevantes fabricantes a nivel nacional e internacional como es el caso de Herman MillerWilkhahnInterstuhl o delaOliva. Todos nuestros fabricantes, incluyen en su catálogo referencias de piezas originales para su recambio y poder realizar el mantenimiento de la silla de oficina con total garantía.

reparación de pistones de gas para sillas de oficina

¿Como mantener perfectamente mi silla de oficina?

Retapizar el tejido

Retapizar las zonas de tejido desgastado de las sillas de oficina. Esto se deberá realizar incorporando un nuevo tejido. La opción, permite seleccionar un acabado diferente al original con la intención de modernizarse o adaptarse a la imagen de marca de la empresa. En este caso, es importante tener en cuenta el estado de la espuma del asiento. Si la espuma que existe en el asiento de una silla de oficina, está desgastada por el paso del tiempo y también puede ser que el desgaste aparezca dependiendo del peso del utilitario, la espuma suele sufrir una deformación con lo que minimiza el confort de este apoyo. Para ello, recomendamos entonces, sustituir esta espuma por una nueva para recuperar el confort original cuando se compró la silla de oficina.

Cambiar las ruedas desgastadas

Cambiar las ruedas de las sillas de oficina por desgaste de uso es vital ya que la silla de oficina no deslizará o moverá de una manera correcta. Debemos tener en cuenta que existen dos tipos de ruedas: unas para suelos blandos o moquetas que se utilizaran lo que llamamos ruedas duras y para suelos duros que en este caso debemos utilizar lo denominado rueda blanda. El tipo de rueda dura o blanda es justamente la característica contraria al tipo de suelo para el que se va a utilizar la silla de oficina. En caso de haber realizado una reforma en la oficina y haber sustituido el tipo de suelo, deberemos adaptar nuestra silla a ese nuevo material, para que la silla deslice en el suelto correctamente. El coste no es muy elevado y consigue que nuestra silla de oficina tenga una optima funcionalidad.

Sustituir los pistones de gas en mal estado

Sustituir los pistones de gas en mal estado, elemento de la silla, que por el uso y el tiempo, puede perder sus propiedades de resistencia necesitando ser sustituido. Comúnmente lo que les ocurre a los pistones de gas es que, con el uso y el tiempo, suelen perder el gas que existen dentro de ellos y es necesario para que el pistón se accione. El pistón realiza la función de hacer que podamos regular la silla de oficina en altura. Subir o bajar la silla de oficina. El proceso de sustitución del pistón de gas es realmente sencillo, rápido y no supone un coste elevado. Si no podemos regular la silla de oficina a la altura correcta puede afectar a nuestra salud ya que la postura que debemos adoptar en una silla de oficina es que la altura de la silla de oficina es aconsejable elevar la silla de oficina hasta que nuestras piernas formen un ángulo entre 90º y 110º.

Reemplazo de los brazos

Los apoyabrazos también son un elemento que suele sufrir desgaste al tener un uso intensivo y de apoyo en ellos. Además de la presión por parte de nuestros brazos, además de la sudoración de las manos o el roce del tejido de nuestra ropa con los apoyabrazos de una silla de oficina, genera deterioro de los mismos. En algunos casos si no somos cautelosos cuando nos acercamos a la mesa, los apoyabrazos rozarán en esta y en consecuencia aparecerá un desgaste de las pastillas. Esto ocurre sobre todo si el apoyabrazos no es regulable en altura sino fijo. Los apoyabrazos de la silla de oficina, son sustituibles de forma muy sencilla y no requiere un gran desembolso. Este accesorio es sustituible evitando tener que hacer un desembolso del brazo completo.

En definitiva, se trata de realizar todas aquellas pequeñas acciones de mantenimiento que estén en nuestra mano, para que la silla oficina funcione como cuando la adquirimos el primer día.

Limpieza y desinfección

Otro de los aspectos más simples, sencillos y económicos a realizar en el mantenimiento de las sillas de oficina corresponde al apartado limpieza. Mantener las sillas de oficina limpias no solo suponen un beneficio a nivel estético, sino también para nuestra salud, ya que eliminaremos elementos nocivos para el ser humano como los ácaros, virus y bacterias.

Para empezar es imprescindible realizar un buen aspirado de los tejidos tanto del respaldo como del asiento.
La desinfección es el siguiente paso, especialmente durante la pandemia del Covid-19.
Dependiendo del tipo de tejido deberemos utilizar productos de limpieza y técnicas diferentes:

  • Para los tejidos de poliéster, se recomienda el uso de etanol para destruir eficazmente virus y bacterias. Seguidamente se recomienda limpiar y lavar los tejidos de poliéster con agua y jabón. Otra manera de eliminar virus y bacterias en la mayoría de telas de poliéster es lavarlas hasta 74ºC.
  • Para los tejidos de lana la recomendación es dejar de usarlos durante un mínimo de 48 horas. Si esto no es una opción viable, como última opción los tejidos de lana se pueden desinfectar con etanol también, aunque no es muy recomendable ya que el etanol puede eliminar la lanolina del tejido y puede provocar cambios de color y reducir la vida útil del mismo.

Nuestro servicio de mantenimiento de mobiliario de oficina está disponible para productos de las firmas que representamos. Te invitamos a visitar nuestra página web para que conozcas las marcas de los que somos concesionario oficial.